Si estás pensando en ir de ruta por la Península de Samaná, una visita obligada es a Anadel. Ubicada a sólo seis kilómetros del centro de Santa Bárbara, se accede a esta playa tomando la carretera Samaná-Las Galeras. Desde el municipio de Sánchez hasta Punta Balandra, se encontraran con decenas de pequeñas y románticas ensenadas que bordean la costa sur de la península de Samaná, Anadel es una de ellas.

Anadel se perfila apacible y solitaria, como si su propio ritmo geográfico no admitiera intromisiones ajenas a su sereno y plácido ambiente.

Anadel-playa-peninsula-Samana-Republica-DominicanaAnadel – Un rincón frente al mar
Las olas llegan suavemente hasta la costa, protegida por la península de Samana y bañando las doradas arenas de Anadel con las aguas cálidas del Océano Atlántico. Anadel es un nombre que ya forma parte de la historia dominicana gracias al libro homónimo del escritor dominicano Julio Vega Batlle, que se inspiró en esta zona costera para escribir su “novela de la gastronomía”, descrita por el novelista Manuel Salvador Gautier como “las vicisitudes de unos franceses en la bahía de Samaná para saber cómo ha comido la humanidad en sus cinco mil años de registro histórico”.

peninsula-samana-republica-dominicanaPara hacer honor a la historia, la playa es adecuada para camping y comer al aire libre, porque además de arena tiene buenos pedazos de césped donde tender un mantel. Y también tiene buena sombra, porque no todos los que buscan playa son amantes del sol.

En los últimos años, los samanenses que le huyen a la concentración de gente que se forman en las playas del Puente y en Cayo Levantado (las más visitadas de la ciudad de Samaná) recurren a Anadel para realizar sus actividades sociales, acuáticas o pasar un día relajado frente al mar.

 

Anadel-cayenas-del-Mar-Samana-Republica-DominicanaCayenas del Mar – Un club de playas
Si ya conoce los alrededores de Santa Bárbara y no le apetece cargar con mochilas y bultos mientras explora las playas, puede aparecerse con toda la familia en Anadel y sólo llevar trajes de baño, porque allí funciona el restaurante y club de playa privado Cayenas del Mar.

Son expertos en mariscos y además ofrecen tumbonas y deportes acuáticos en Anadel, Cayenas del Mar también ofrece tours a los principales atractivos de Samaná, incluyendo la observación de ballenas en los meses de diciembre hasta marzo.